Iniciativa

jueves, 19 de abril de 2012

Y colorín colorado...

Esta mañana he cogido mi novela y con sus mejores galas (una galerada la mar de curiosa) la he llevado al Registro de la Propiedad Intelectual para bautizarla.


Me ha dado un poco de pena el despedirme de ella y dejarla ahí, archivada entre cientos, miles de documentos.

He sentido una mezcolanza de sentimientos: Alegría por haber terminado, cumpliendo la palabra que le di a mi madre, de que pondría el punto y final a este libro. Y por otro lado tristeza, porque al fin y al cabo es una historia que, no termina (porque todas continúan en la mente del que las crea), pero si queda aparcada, deja de ser narrada.

Una vez en casa, me he puesto manos a la obra para llevar a cabo el siguiente paso, que llevaba tiempo anhelando: enviarla a unas pocas editoriales que mostraban cierto interés por la obra, incluso conociendo los pormenores que ha sufrido desde que comencé a escribirla hasta ahora que la he concluido.

CLANES ya está como yo quería, ya es la historia que me gustaría leer y que he adorado escribir, aunque en algunas ocasiones les hubiese retorcido el pescuezo a sus protagonistas por llevar la trama por donde ellos querían. Ya sabéis como son...¡Parece que adquieran inteligencia artificial!

Ahora solo queda esperar el SI o los NOES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores