miércoles, 3 de julio de 2013

Lo que realmente importa...

Lo importante de escribir es disfrutar. Los autores damos forma a historias y personajes nacidos de lo que conocemos, anhelamos y tememos, añadiendo piezas modeladas por nuestra inquieta y en ocasiones febril imaginación. Somos hacedores de sueños, ¿no es eso la leche? Podemos vivir más de una vida, en más de un lugar, quebrar las leyes de la física, invocar a los elementos; todo es posible porque podemos imaginarlo y por lo tanto escribirlo. Es simplemente MÁGICO.