sábado, 18 de abril de 2015

Así que eres escritora #4: Te apoyamos (en espíritu)

¡Hola de nuevo!:
Hoy quiero hablar de la blogosfera o, mejor dicho, de cómo algunos miembros de esta (a la que pertenezco desde 2008) tratan a muchos autores.

De un tiempo a esta parte han surgido muchas páginas y efectivas iniciativas que apoyan a los autores con Ñ. Una de las más nuevas es la de #LeoAutoresEspañoles, que hoy lleva a cabo una campaña a lo largo y ancho de España. Os recomiendo seguir el perfil  de Twitter
Este año no me ha sido posible participar finalmente [ooohhhh], pero espero poder unirme al movimiento el próximo año.

Esto me ha hecho pensar en la cantidad de poser que hay en el mundo blogueril, lo que ha propiciado esta entrada:

¿Cuántos son los blogs literarios que se vanaglorian de apoyar la literatura, a los noveles o los libros de hispanohablantes? ¿Cuántas bitácoras lucen orgullosas banners de campañas en favor de la lectura y dicen tener sus puertas (o correos) abiertos a quienes precisen ayuda? Muchísimos. Una gran cantidad se suben al carro de los Wanna be. En cambio, ¿qué porcentaje de ellos responde llegado el momento de la verdad? Yo os lo diré: uno muy pequeño.
So much dramatic, pero mola...
Cuando saqué a la venta Esplendor, conté con la ayuda de amigos y blogueros que se volcaron conmigo, y cuando Planeta decidió apostar por Heaven en su sello digital Click el pasado febrero, esos mismos colegas (y alguno que otro nuevo) me tendieron la mano, pero en cuanto quise abrirme camino enviando notas de prensa hechas por mí a otros espacios, grandes y pequeños, conseguí (en la mayoría de los casos) un silencio sepulcral. Un check de Visto en la conversación de Facebook (sin palabra alguna corroborando que lo hubieran leído) o la ausencia de réplica tras enviar los mails (con lo poquito que cuesta responder, aunque sea para dar una evasiva o negativa). 
Sí, cara con puchero incluido. ¿Por qué, zeñor, por quéee?
Lo más triste es que redacté mi propia nota de prensa en Word, esforzándome en que fuera sencilla y completa para que el receptor solo tuviera que copiar, pegar y subir (si así lo desea), evitando trabajo y esfuerzo a los blogueros al otro lado. Pero ni eso ha dado resultado.
Entiendo que muchos están a tope con los estudios, desbordados por el trabajo, living la vida [loca] o que van a su ritmo (yo misma he tenido que rebajar el mío porque me iba a estallar la cabeza, que conste en acta). También sé que otros están «en proceso de...», por lo que no pretendo con esta entrada otra cosa que reflexionar en voz alta.

Volviendo al tema, quizá haya mandado unas 30 o 40 notas de prensa [además de las que la propia editorial está haciendo llegar, of course]. ¿Cuántos creéis que han respondido...? Pues un porcentaje muy pequeño, personas que para mí son muy grandes y a las que les doy las gracias desde aquí por su cariño, su apoyo y, sobre todo, por la coherencia que demuestran y que les hace ser fieles a los lemas de sus espacios, en los que hablan de lo mucho que les gusta la literatura y dar a conocer talentos emergentes. Chicos y chicas que son lo que aparentan y aparentan lo que son.
No pido que todos me «rindan pleitesía» [En plan sailor senshi con la Neo queen Serenity #MomentoFreak] y cuelguen las fichas de mis novelas a la primera si no encaja con lo que suelen promocionar [¡faltaría más!], pero sí que tengan un poco de empatía y piensen: «¿qué me gustaría que hicieran conmigo si fuese yo el que estuviera al otro lado solicitando ayuda?».

Bloguer@ x: Así que eres escritora.
Yo: Sí, y justo ahora me acaban de publicar mi última novela. Te paso el enlace con los datos. 
[Èmoción Modo ON]
Bloguer@ x:  WOW, Pinta genial. Pásamelo si eso, aunque ahora no puedo reseñarlo porque priorizo con las lecturas en papel...Ya sabes.
[No, no sé]
Yo: Ya, bueno, en realidad tampoco llevo esos temas. Todo lo de envío de ejemplares promocionales lo gestiona la editorial. 
Bloguer@ x:  Ah, ok.
Yo: Pero sería genialoso que subieras la ficha a tu espacio :)
Visto
Visto
Visto
...
Sí, es una dramatización, bueno...no exactamente. A lo que iba [ejem]: Si sois blogueros literarios, haceros estas preguntas: ¿Por qué? ¿Por qué dedico tanto tiempo a algo que no me renta económicamente? ¿Por qué robo horas a otras cosas para sentarme frente al gestor de mi bitácota? Si únicamente respondéis «Por los libros gratis» o «Porque está de moda», replantearos vuestras motivaciones...
Y por hoy me despido, esperando vuestros comentarios.
Besos alados,

Lu