Iniciativa

domingo, 4 de marzo de 2012

Encontrando el momento y el lugar adecuado

Se supone que hay un modus operandi para el autor, un procedimiento a seguir en su camino a la publicación, pero la verdad es que el factor suerte o lo que se denomina: 

estar en el lugar adecuado en el momento preciso
Igual tienes una historia que versa sobre un tema en concreto y es buena, una de las mejores, pero las editoriales están:

A. Saturadas de manuscritos que giran e torno a esa temática personajes.
B. Tienen muchas novelas contratadas de esas características.
C. No es lo que está en auge o se prevé un "cambio de rumbo" editorial, que viene dado en mayor parte por el extranjero.

Así es la vida. No solo debes escribir correctamente, contar una buena historia o venderte bien, sino que el momento ha de ser el adecuado, el preciso, como el corte de un bisturí. Si tienes un manuscrito para el cual no hay un hueco ahora mismo, espera y no desesperes. Guárdalo en el cajón y después de un par de meses vuelve a sacarlo, revísalo (pues la perspectiva que da el tiempo hace que veamos fallos antes inapreciables a nuestros ojos de autor) y después espera de nuevo  el lugar adecuado y el momento preciso.


El lugar
Enviar a lo loco no es recomendable ya que tanto tú como los responsables de valorar los manuscritos perdéis un tiempo muy valioso.

Lo primero que debes hacer, es tener claro en qué género entra tu novela para así poder orientarla al sello editorial que más se ajuste a lo que ofreces.

Hay webs que ofrecen recursos para escritores. En Ediciona encontraréis un largo listado de editoriales dividido por temáticas.

Una vez tengas claro dónde encaja, deberás preparar una carta de presentación.

La carta ha de ser concisa y correcta. Debéis redactarla sin ningún error orto tipográfico porque es lo que os va  a representar. La primera impresión puede resultar determinante.

A mí me dieron unas recomendaciones que me han servido de mucho utilidad:

  • Presentación formal, que no pedante:
Buenos días, mi nombre es
Saludos, me dirijo a usted/es
NO: Hola!, hellos!, wasaaaaa!(Si después te dan confianza, entonces ya podrás cambiar tu manera de dirigirte a las personas detrás del mail de contacto, porque no olvidemos que son personas, como tú y como yo).

  • Sinopsis de la novela.
  • Datos adjuntos:
  1. Datos de contacto: nombre, dirección, mail, número de teléfono y webs en las que colaboras si así fuese, así como un breve currículo editorial.
  2. Primeros capítulos o primeras páginas de la obra a evaluar.
*¡Importante! No enviar el texto completo. Mirad el apartado en el que se refiere a los envíos de manuscritos en la web o blog de la editorial y conocer los requisitos, pues algunos lo solicitan en papel y otros permiten el envío por correo electrónico, pero casi todos insisten en recibir solo algunas páginas.
  • Las hojas de inscripción en la Propiedad intelectual.
  • Un resumen detallado del libro.
*¡IMPORTANTE! No olvidéis registrar vuestra obra. Para ello conoce tu oficina más cercana aquí.

También puedes hablar del  leitmotiv (lo que mueve la obra o es constante en ella; ejemplo: Crepúsculo: el amor).

El momento
Para conocer el momento adecuado es importante estar al día de las últimas novedades editoriales del panorama internacional y, ¿por qué no?, también de lo más puntero en cine y TV, porque hoy todo está muy vinculado.

Otras opciones
Quizá tengas una novela que peque de priorizar el diálogo sobre la narración, algo muy común en al literatura juvenil. Si es así y estás harto/a de buscar el momento y no encuentras el lugar, prueba suerte con productoras de cine.

¿Arriesgado? Mucho.
¿Imposible? Casi nada lo es.

El primer paso es 
convertir tu novela en un guión 
[aunque también puedes simplemente mandar el manuscrito y cruzar los dedos].

Si decides transformar tu texto literario en algo cinematográfico, acude a programas como celtx.

Y después vuelta a empezar. Encuentra una productora que se vuelque con guiones del estilo en el que podría encajar el tuyo. En esta web encontraréis un listado de las principales, pero el secreto está en buscar y buscar.

Si después de todo esto tu historia sigue en el cajón, tienes tres opciones:

1.Mandarla a un par de lectores beta de tu entera confianza para que la evalúen y comenten tus fallos (quizás has sido benévolo con "tu bebé").
2.Realizar algunos cambios en la trama para adaptarla a lo que "está de moda".
3.Autopublicar:

Hoy en día con plataformas en Internet como Bubok, Lulu o Amazon es rápido y sencillo. También puedes mirar diversas imprentas y sacar una tirada en papel en tu zona (pero recuerda que ahora se paga el ISBN), realizando alguna presentación y campaña publicitaria en las diversas redes sociales (Facebook, Tuenti, Twitter, Google+1, Youtube, etc).

¿Aún no has publicado? 
IM PO SI BLE

Yo personalmente tengo un objetivo muy claro y lucharé por alcanzarlo, pero si al final no logro hacerlo, ya sé que tengo un abanico de posibilidades ante mí.

1 comentario:

  1. Lucía, estoy convencida de que conseguirás tu objetivo :)

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores